Blogia
ONU global

Sociedad Ideal IV: ahí va eso!!.

La mayoría de las personas reaccionan ante una crisis buscando formas de organizarse en su cabeza y llegan a formulas primitivas y a menudo extremas.

Viajando y leyendo me encontré con un texto que, para mi, representa, digamos que un comunismo extremo, en tanto en cuanto la propiedad está abolida y cada cúal recibe de la organización según sus propias necesidades.

He adaptado un poco el texto, mínimamente, y dice así:

 

“Es del todo necesario que el vicio de tener cosas como propias sea arrancado de raíz entre nosotros. Que nadie, pus, se atreva a dar o recibir cosa alguna; nadie osará tener cualquier objeto como propio, absolutamente nada, ni un libro, ni cuadernos, plumas o bolígrafos; nada de nada, como si fueran seres a los que les está vedado hacer su voluntad y que no son dueños ni de sus propios cuerpos ni de su voluntad; por eso todas las cosas que son necesarias para desenvolverse las han de recibir de la organización y fuera de eso no les será lícito tener nada que no les  haya sido dado por la misma.

“Todo era común para todos”, se ha escrito; por eso nadie llamará ni retendrá cosa alguna como suya. Y si se sorprende a alguno que se complace en este vicio tan destestable, y amonestado primera y segunda vez no se enmienda, que se le someta a corrección.

Hay que comportarse tal como se ha escrito: “Se distribuía a cada uno según lo que necesitaba”. Con esto no queremos establecer distinción entre personas, sino que se tenga consideración con las carencias de cada uno, de forma que si uno necesita más que los demás, que sienta la humillación de su debilidad y no se envanezca en modo alguno, por la consideración que con él se tiene; y, en cambio, el que se basta con poca cosa que de gracias por ello y no sienta celos de los “débiles”; de este modo todos convivirán pacíficamente”.

 

Al margen de lo que yo opine, estas personas tiene la enorme virtud de vivir según sus normas y no buscan imponérlas. ¡ Rara avis en los tiempos que vivimos!.

 

Bueno el otro detalle, es que llevan organizados según esta norma, la friolera de mil quinientos años; bueno, más que la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas…y mucho más que lo que conocemos como Capitalismo ( que no es igual que Mercado o que Moneda, que Prestamista o que Banco…).

 

He copiado las normas 33 y 34 de la Regla de San Benito; los monjes son los benedictinos y hay ejemplos maravillosos del Románico entre los monasterios que habitan (por ejemplo Leyre, Silos).

La adaptación que he realizado se ha limitado a cambiar "abad" por "organización" o suprimir el sustantivo "monasterio"...o hablar de plumas y boligrafos en vez de tablillas y estilete.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres